Este es un tema que todas las mamás conocen bien, al menos en alguna fase de la vida del niño pasará o ya ha pasado por esto y dejará a su mamá preocupada y tirándose de los pelos por querer solucionarlo. La hora de la comida se ha convertido en un verdadero estrés por los llantos y gritos? Entienda mejor esta fase y sufra menos.

La disminución del apetito de los niños es común en la fase de 1 a 3 años de edad, donde es más selectivo y ya está conociendo sus gustos alimenticios y durante esta fase negará algunos alimentos que antes aceptaba tan bien. Esto se debe a que sus papilas gustativas ya están más afiladas y ya sabe lo que le apetece más comer y al haber una disminución tan drástica de alimentos es natural que se produzca una pérdida de peso. Otro motivo que puede provocar la falta de apetito en los niños es cuando están resfriados, con gripe, con alguna infección sobre todo en la garganta y también cuando nacen los dientes, son situaciones que provocan molestias y acaban afectando al apetito de los niños, pero la buena noticia para las mamás es que se normalizará en cuanto pasen las molestias.

Otro factor que afecta al apetito no sólo en los niños, sino también en los adultos es el exceso de calor, que nos da esa blandura, un desánimo y las ganas de no comer aparecen también. En este caso, ofrezca muchos líquidos para la hidratación y alimentos más ligeros, ya que el niño no puede comer normalmente.

¿Qué debo hacer ante la falta de apetito de mi hijo?

Por lo general, la falta de apetito está relacionada con los horarios incorrectos de alimentación del niño. Por ejemplo, entre el desayuno y el almuerzo, el niño pellizca galletas y galletas saladas, obviamente a la hora de comer no tiene hambre. Evitar que los niños coman entre horas. Por supuesto, en el caso de un niño que no comió en el desayuno, cuando pida algo, debes ofrecérselo, aprovechando su hambre y su fuerza de voluntad. Otro punto fundamental es no gritar, no forzar al niño a comer cuando no quiere. El niño no enfermará si se salta alguna comida. No conviertas el momento de la alimentación en un momento de peleas y estrés para ambos, esto hará que el niño se ponga nervioso e incluso que desaparezca el apetito.

Ofrecerle alimentos que le gusten y ofrecerle a lo largo del día abundantes líquidos como agua, leche, infusiones y zumos, ya que así se evitará la deshidratación del niño. Si a tu hijo le gustan las sopas y los caldos, aprovecha para cocinar los platos favoritos de tu hijo y quizá puedas superar esa falta de apetito. En general, esta falta de apetito desaparecerá como todas las demás fases temporales de los niños y sólo debes preocuparte si hay mucha pérdida de peso, el niño se vuelve depresivo, somnoliento, amarillento y con poca disposición a jugar. Se debe consultar al médico, ya que el niño puede tener una carencia de vitaminas como el hierro y el calcio que se pueden reponer a través de suplementos, por supuesto algunas pruebas pueden ser solicitadas por el pediatra para un diagnóstico preciso.

Consejo casero para la falta de apetito:

Batir media zanahoria y media remolacha en una batidora con un vaso de leche o un vaso de zumo de naranja, pasar por un colador y ofrecer entre las comidas, endulzar si es necesario. El zumo de zanahoria es un gran remedio natural para la falta de apetito en los niños.

Aprovechando el espacio, quiero contaros algo nuevo para nuestras mamás lectoras que estén pensando en tener otro bebé en el futuro, o incluso si tenéis alguna amiga que esté intentando quedarse embarazada. En colaboración con la empresa Famivita, desarrollamos una línea de productos especializados en salud y fertilidad. Entre ellos tenemos las vitaminas para la fertilidad de la mujer FamiFerti, la vitamina para la fertilidad del hombre ViriFerti, los test de ovulación y el gel lubricante amigo de la fertilidad FamiGel, que hace el papel de moco, aumentando la movilidad de los espermatozoides además de aumentar el placer. Puede encontrar cada uno de estos productos aquí en nuestra tienda virtual.

Véase también: Alimentación del bebé - Método BLW

Foto: Tiago Vidal Dutra