Después de estar protegido dentro del vientre materno, el niño necesita adaptarse a lo nuevo y poco a poco empezará a acostumbrarse a los cambios. Pero esta adaptación también le ocurre a la madre, que tras el nacimiento de su hijo, tendrá que preocuparse de protegerlo de un nuevo mundo, muy diferente al que estaba acostumbrado cuando se alojaba en el vientre materno.

El bebé no tiene contacto con microorganismos cuando está dentro de la placenta y la flora intestinal del niño es casi estéril. El nacimiento puede influir mucho en el desarrollo del sistema inmunitario del niño. Cuando el niño viene al mundo por parto vaginal o parto normal, recibe las bacterias de la madre que serán una especie de primera vacuna que recibe el niño. En un parto por cesárea, el niño recibe bacterias hospitalarias que no tienen la misma función protectora.

¿Cuándo puede salir el bebé de casa?

La recomendación es que el niño sólo salga de casa para dar pequeños paseos y esto se debe a que el cuerpo del bebé aún está en proceso de crear resistencia contra los agentes invasores. La primera leche materna que recibe el niño, también conocida como calostro, es rica en anticuerpos y, poco a poco, el sistema inmunitario del niño se va reforzando. El calostro contiene la mayor cantidad de nutrientes, proteínas y todo lo que el bebé recién nacido necesita para su primera alimentación tras venir al mundo.

Durante los primeros meses de vida, se suele recomendar a los padres que eviten las salidas a lugares concurridos que puedan exponer al bebé a infecciones. Por tanto, las salidas con el recién nacido en los primeros meses deben limitarse a las visitas al médico. Incluyendo, para aplicar las vacunas y a lugares más tranquilos, con zona verde y sol equilibrado. Por cierto, el equilibrio en las primeras exposiciones del recién nacido fuera de casa es fundamental.

¿A qué edad puede salir a pasear el bebé?

Los expertos no especifican la edad, lo que se menciona es el cuidado en relación con el lugar al que se llevará al niño. Si será tranquilo, si se podrá mantener la rutina de lactancia y sueño del niño, es decir, lo importante es pensar siempre si un determinado viaje será realmente seguro para el bebé.

Las casas de los familiares, donde la gente se conoce y donde se puede estar seguro de la tranquilidad, son los lugares más adecuados. Las plazas y los parques en días tranquilos también son bienvenidos, pero lo ideal es que en estos lugares el tiempo de exposición del niño sea menor.

Los lugares donde circula mucha gente, donde hay aglomeración de otros niños no son los más recomendables. Especialmente cuando el recién nacido aún no ha tomado todas las vacunas, la posibilidad de que el bebé contraiga algún tipo de virus es grande y si esto ocurre, el tratamiento suele ser más complejo.

Seguridad al caminar del bebé recién nacido

Muchos expertos suelen aconsejar que se evite salir con un bebé de dos meses y esta orientación se debe principalmente a la fragilidad del sistema inmunitario del recién nacido.

La preocupación es que el niño pueda contraer alguna infección como resfriados, gripe, bronquiolitis, entre otras. Estos problemas en los niños recién nacidos suelen tardar más en curarse.

Y cuando es crucial llevar al recién nacido a algún sitio, es importante que los padres se aseguren de que el lugar sea tranquilo. En el caso de los viajes a los centros comerciales o a los supermercados, por ejemplo, lo ideal es preferir los días y las horas en que hay menos tráfico.

IMPORTANTE: La lactancia materna es fundamental para establecer el sistema inmunológico del recién nacido, mantener la lactancia materna durante al menos seis meses de la vida del niño es fundamental.

A estas alturas ya sabes que un entorno tranquilo y acogedor puede dictar el momento en que tu bebé puede salir a pasear. Lo ideal es que la mayoría de las vacunas se administren antes de exponer al niño a entornos ajetreados, lo que puede dar a los padres una mayor tranquilidad sobre la seguridad y la salud de su bebé.

Aprovechando el espacio, quiero contaros algo nuevo para nuestras mamás lectoras que estén pensando en tener otro bebé en el futuro, o incluso si tenéis alguna amiga que esté intentando quedarse embarazada. En colaboración con la empresa Famivita, desarrollamos una línea de productos especializados en salud y fertilidad. Entre ellos tenemos las vitaminas para la fertilidad de la mujer FamiFerti, la vitamina para la fertilidad del hombre ViriFerti, los test de ovulación y el gel lubricante amigo de la fertilidad FamiGel, que hace el papel de moco, aumentando la movilidad de los espermatozoides además de aumentar el placer. Puede encontrar cada uno de estos productos, así como kit tentante aquí en nuestra tienda virtual.