El dolor es un tema muy relativo, lo que para mí es algo insoportable para el otro puede no serlo, porque cada uno soporta determinadas situaciones de forma diferente y por distintos factores. Y es normal oír hablar de mamás que tuvieron a sus bebés de forma natural sin ningún dolor, en minutos.

Todos sabemos que un parto normal duele mucho y es un procedimiento relativamente doloroso. Pero también sabemos cuántas mujeres han pasado por la experiencia y la han soportado muy bien, y, desean tener sus próximos hijos de la misma manera.

Para las que no llevan tan bien el dolor, existe la opción (algunas maternidades no dan opción, simplemente la aplican) de tomar analgesia epidural que reducirá el dolor . Esto, a su vez, ayuda a la madre a recuperar la fuerza perdida durante las contracciones y le ayuda a recuperar la respiración para el expulsivo.

Algo esencial para que la mujer pase por esta experiencia sin salir traumatizada diciendo que el parto normal duele mucho, es conocer bien su cuerpo. Estar preparada y sobre todo no estar sola durante el parto, la presencia de tu pareja o de un familiar es esencial para transmitir seguridad a la futura madre. Por no hablar de que papá puede ayudarla con masajes relajantes o con el simple toque de cogerle las manos durante este momento tan importante. Mira algunos vídeos de partos normales en Internet que te servirán de inspiración.

Hoy en día existen varias opciones para tener un parto normal más "cómodo". Algunas maternidades ofrecen salas de parto humanizadas, con bañeras, sonido envolvente y permiten la presencia de familiares.

Otras opciones son las casas de partos y también el parto en casa, que ha crecido considerablemente año tras año, con el acompañamiento de doulas especializadas . Obviamente el acompañamiento también debe hacerse pero siempre con médicos especializados y preparados para hacer este tipo de partos. Los baños de inmersión , los paseos, los masajes relajantes son grandes sugerencias para el parto y para aportar tranquilidad a la mamá. Algunos incluso recurren a la acupuntura, que también está demostrado que aporta grandes beneficios y reduce considerablemente el dolor y las molestias durante este periodo.

Ventajas del parto normal para la madre y el bebé

Ya sabemos que el parto normal es doloroso, pero soportable, ¿y qué hay de las ventajas y beneficios que aportará a la mamá y al bebé? Un parto normal ofrece muchas ventajas para ambos porque la recuperación es casi inmediata tras el nacimiento. Para la mamá, la ventaja es que permanece menos tiempo en el hospital, corre menos riesgo de infección y la producción de leche se produce inmediatamente después del nacimiento del bebé. Además, el útero vuelve a la normalidad más rápidamente que en la cesárea.

La analgesia alivia el dolor del parto normal

Para el bebé, los beneficios son aún mayores. Por ejemplo, los beneficios para la respiración, ya que cuando el bebé pasa por el canal vaginal sus pulmones se comprimen y el líquido que había en su interior se expulsa de forma natural, haciendo que el bebé respire con mayor facilidad. En un parto normal, el bebé nacerá sin fecha fija, el día que esté preparado y cuando quiera salir. De esta manera todo sucede de forma natural, con toda la tranquilidad y la calma que realmente debe tener este momento por lo que pensar en si el parto normal duele mucho o no, realmente no es lo ideal en este momento. Sería mejor pensar en los beneficios que, incluso con algo de dolor, aporta un parto normal. El bebé puede y debe ser colocado después del nacimiento sobre la madre, con contacto directo piel con piel incluso con el cordón umbilical sin cortar, el bebé estará más relajado y la mamá podrá amamantar por primera vez.

¿Puede cualquier mujer tener su hijo por parto normal?

Durante el control prenatal, la mujer debe hacer el seguimiento correcto mes a mes, realizar todas las pruebas solicitadas y si se descarta algún problema de salud tanto para la madre como para el bebé que pueda traer peligro, infección que pueda transmitirse durante el parto nada impedirá que se produzca el parto normal.

Por desgracia, algunos médicos indican una cesárea por motivos que no causarían ningún problema y que no interferirían en absoluto con un parto normal. Por lo tanto, es fundamental que tengamos total confianza en el obstetra que te acompaña en el control prenatal y, en caso de duda o inseguridad, cambiar.

Pide referencias a las que acaban de tener un bebé, así es más fácil que no encuentres cesáreas y tengas el parto como lo soñaste y esperaste y por supuesto sin indicaciones de cesáreas innecesarias. El parto normal duele mucho para algunas mujeres, pero para otras puede no doler tanto, conviene saber si tienes una mayor propensión al dolor que otras mujeres.

Véase también: Todo sobre el parto normal - ¿Interfiere el cordón umbilical?

Foto: george ruiz