Cuando una pareja decide que ha llegado el momento de aumentar la familia y tras meses y meses de intentarlo no lo consigue, lo primero que se le ocurre es que no puede tener hijos y que necesita buscar un médico para que le haga pruebas y vea lo que está pasando.

Después de realizar todas las pruebas y no se encontró nada y no apareció ninguna irregularidad, ¿qué está pasando? Sí, el problema puede estar en el hombre y puede ser necesario hacer un espermograma completo a petición de un médico para comprobar qué está pasando y por qué no pueden quedarse embarazados.

Para que una mujer se quede embarazada, los espermatozoides del hombre tienen que tener condiciones para llegar y fecundar el óvulo femenino y para ello se utiliza la prueba del espermograma completo, para comprobar si estos espermatozoides tienen condiciones, si tienen fuerza y están lo suficientemente sanos para llegar al óvulo.

Consejo: Para ayudar a la pareja que lo intenta, se pueden utilizar geles lubricantes aptos para la fertilidad, como FamiGel. Geles que desempeñan el papel del moco de la mujer e incluso mejoran la motilidad de los espermatozoides.

El espermograma completo evalúa la calidad, la cantidad y las condiciones físicas y químicas del semen, lo que servirá para diagnosticar lo que está ocurriendo y cuando se encuentra un problema, muchas veces se puede revertir mediante un tratamiento adecuado.

¿Cuándo está indicado el espermograma completo y dónde se realiza?

El espermograma completo se solicita normalmente cuando se está realizando la investigación de la infertilidad de la pareja o del hombre, o incluso cuando ya se sabe que el hombre es estéril y se quiere saber la razón de esta infertilidad y si es posible revertirla.

Durante la prueba, se realiza toda la investigación y el análisis del material, y se examina la calidad, el olor, la cantidad y el pH del esperma. El espermograma completo se realiza en un laboratorio especializado, y todos los estudios se llevan a cabo utilizando el equipo adecuado, como un microscopio, que será capaz de ver a fondo todos los detalles del semen, por lo que puede hacer una comparación con lo que se considera normal, para dar un diagnóstico correcto y preciso.

Las alteraciones encontradas en el análisis de semen realizado por el espermograma completo son:

  • Oligospermia- Número de espermatozoides inferior al normal
  • Astenospermia - Dificultad para alcanzar el óvulo
  • Necrospermia - Gran cantidad de esperma muerto
  • Teratospermia- Forma de los espermatozoides diferente a la considerada normal

Otros problemas y alteraciones que se pueden encontrar en el espermograma completo son la azoospermia, que es la ausencia total de espermatozoides, la oligoaspermia, que es la disminución de la cantidad y la dificultad para llegar al óvulo y la leucospermia, que es cuando se encuentra un gran número de leucocitos en el líquido seminal.

El examen se realizará en total privacidad, y se solicita una muestra de semen dentro de un frasco de recogida. El hombre estará en una habitación solo, y dispone del tiempo necesario para lograr la recogida de material, normalmente las clínicas y laboratorios dan una pequeña ayuda al hombre aportando material erótico para colaborar y facilitar el procedimiento.

Hoy en día, algunos laboratorios permiten que la recogida se haga en casa, siempre que se cumplan algunas normas de higiene, esterilización y tiempo de entrega.

El material para el examen completo del espermograma debe ser entregado dentro de los 30 minutos siguientes a la recolección del material, después de este período se considera inválido para la verificación. La preparación para el examen de espermograma completo es un mínimo de 5 días de abstinencia sexual, en cuanto a la higiene antes de la recolección, las manos deben ser lavadas con jabón y abundante agua para estar completamente libres de bacterias.

Algunas restricciones dietéticas pueden ser solicitadas por el médico, y deben ser seguidas por lo menos durante 5 a 7 días antes de la recolección y nunca deben ser realizadas con la ayuda de preservativos, pues al contener espermicida alteran el resultado del examen, además de la existencia de otras sustancias como el lubricante.

Si después de todas las pruebas se comprueba que no hay posibilidad de quedarse embarazada de forma natural, ¿por qué no optar por la fecundación in vitro o la inseminación artificial? De este modo, tu sueño se hará realidad, quizá incluso más rápido de lo que crees.

Ver también: Infertilidad masculina y espermograma: cuáles son los principales problemas

Foto: Iqbal Osman