Llevar al bebé en brazos puede ser hermoso y romántico, ¿no? Pero, ¿qué hay de llevarla durante horas y horas cuando tenemos o queremos dar un paseo por la calle que no permite llevar el cochecito? Duele los brazos y no es nada cómodo para la mamá ni para el bebé.

Aquí es donde entran en juego dos accesorios que pueden marcar la diferencia en la comodidad del transporte de tu bebé, ¡el fular y el canguro! Pero, ¿cuál de los dos es más beneficioso para el bebé y para la mamá, cuál es el ideal sin causar ningún problema futuro? Veamos entonces:

Acerca de Sling

La honda llegó hace poco a Brasil, unos seis años de media. Vino del extranjero y es toda una novedad entre las mamás como alternativa al canguro y llevar al bebé de forma cómoda. Por lo general, el arnés está hecho de una tela larga de algodón con o sin una anilla en el extremo, que se utiliza para hacer el atado final del formato deseado.

Con el fular se pueden hacer varios formatos, uno para dar el pecho, para llevar al bebé tumbado, sentado e incluso para los que les guste, de espaldas. El fular está inspirado en la forma en que los indios llevan a sus bebés y los tipos más utilizados son:

Modelos de eslingas

  • Wrap Sling: de tela con casi cinco metros que envuelve a la mamá y al bebé.

  • Eslinga de anillas: Tipo más común y también de tela, sólo que un poco más pequeña, de unos dos metros de largo. Tiene una anilla en la punta para atar.

  • Sling de bolsa: forma de atar en forma de hamaca para llevar cómodamente al bebé cuando es muy pequeño o está durmiendo.

  • Canguro: muy similar al canguro convencional que se vende con materiales más gruesos, suele llevar al bebé sentado delante o a la espalda como mochila.

Beneficios de la eslinga

El principal beneficio del fular es la seguridad que tendrá el bebé porque estará muy cerca de su madre, escuchando sus latidos. La facilidad para la madre también es grande porque quedarse con las manos libres es una gran elección. ¿Y los contras? El fular tiene algunos puntos en contra, puede interferir si el bebé está mal colocado ya que puede causar dolor en quien lo lleva y también en el propio bebé.

También hay que prestar mucha atención a cómo se ata el fular, porque puede provocar la caída del bebé. El niño puede resbalar por los huecos de la tela si está mal atado y además quien lo lleva puede sufrir caídas, porque el peso estará en una sola región.

Sling x Kangaroo

El canguro es el más antiguo, pero sigue siendo muy utilizado por las mamás cuando el tema es llevar al bebé para un paseo que requerirá que ella tenga las manos libres, en el supermercado por ejemplo. La canguro está delante de la madre y se apoya completamente en su torso y con correas en forma de X en la columna vertebral.

El beneficio es realmente para la madre en el sentido de distribuir el peso por igual, pero para el bebé la posición no es favorable. El peso se concentrará en la pelvis en lugar de en la espalda (glúteos). El bebé también se queda "colgado" con sus patitas colgando del canguro. Lo ideal es colocar al bebé en posición de piernas dobladas para favorecer el desarrollo de las articulaciones.

Cuidado Canguro

Con el canguro se debe tener todo el cuidado para mantener al bebé en una posición correcta, para saber si el bebé está bien acomodado es recomendable comprobar si el bebé está con las piernas en la misma proporción en ambos lados, si es así el peso está bien distribuido y no se producirá una mala postura del niño que podría traer secuelas. Dicen que los bebés que usan mucho el canguro tienden a tener las piernas arqueadas cuando crecen. Sea mito o verdad, vale la pena consultar a un especialista en la materia para salir de dudas.

Tiempo de uso de Sling y Kangaroo

Tanto el fular como el canguro deben utilizarse durante un tiempo restringido debido a la posición limitada del bebé cuando se acomoda. Elegir buenos tejidos, cómodos y antialérgicos son dos recomendaciones importantes, y por supuesto, evitar su uso durante mucho tiempo. Desde mi punto de vista ambas formas son una buena opción, lo que puede pesar a favor del fular es la facilidad para que la posición del bebé sea diferente cada vez que se utilice. Depende de la madre probar y ver lo que más le conviene.

Los canguros son de varias marcas (Chicco, Ergobaby, Stokke y otras) y pueden costar entre 150 y 250 reales. Los arneses son más accesibles y cuestan unos 60 reales, pero deben estar muy bien atados para evitar riesgos. Vea la forma correcta de utilizar el arnés.

Ver también: Canastilla de bebé - Utilidad complementaria

Foto: Tianshek

_

Cuadro de información clave:

  1. Hay dos accesorios que pueden marcar la diferencia en la comodidad de llevar a tu bebé, el fular y el canguro.
  2. La eslinga está hecha de una tela larga de algodón con o sin un lazo en el extremo, que se utiliza para hacer el lazo final de la forma deseada.
  3. El principal beneficio del fular es la seguridad que tendrá el bebé porque estará muy cerca de su madre, escuchando sus latidos.
  4. El canguro es el más antiguo, pero sigue siendo muy utilizado por las mamás cuando el tema es llevar al bebé para un paseo que requerirá que ella tenga las manos libres, en el supermercado.
  5. Tanto el fular como el canguro deben utilizarse durante un tiempo restringido debido a la posición limitada del bebé cuando se acomoda.