Se habla poco de la masturbación, ya sea por vergüenza o porque sigue siendo un tema tratado como tabú por la sociedad. Pero lo cierto es que este tipo de práctica tiene muchos adeptos y aunque sea en secreto se practica para satisfacer sexualmente y conocer mejor su cuerpo.

La masturbación durante el embarazo no es diferente. Te aportará el mismo placer o quién sabe si mucho más, ya que el cuerpo de una mujer embarazada está a mil por las elevadas hormonas y en torbellino de sensaciones puede aumentar la excitación en el embarazo.

¿Qué es la masturbación?

La masturbación es la práctica de tocar los genitales para sentir placer sexual. La región íntima está compuesta por miles de terminaciones nerviosas que contribuyen a la excitación sexual. La sensibilidad en el embarazo traerá mucho más deseo para algunas mujeres y algunas de ellas fueron capaces de alcanzar su primer orgasmo a través de la masturbación de toque solitario. Por lo tanto, las embarazadas pueden disfrutar y ser felices sí!

Explorar la región íntima con los dedos es el primer y principal paso para quienes nunca han practicado la masturbación y quieren hacerlo en el embarazo. La introducción de los dedos debe hacerse con delicadeza para que no haya riesgo de lesiones y es importante que la mujer tenga cuidado sobre todo con las uñas.

Si la masturbación la realiza la pareja, debe tener todos los cuidados citados anteriormente y por supuesto, disfrutar cada segundo de este momento. La sexualidad en el embarazo todavía se ve con ciertos prejuicios, ya que para las personas que no son conscientes puede llegar a ser arriesgada para el bebé, o que éste sienta todos los movimientos y sensaciones que tendrá el cuerpo. Disfrutar de este momento juntos acerca aún más a la pareja y el placer será más intenso.

Qué puedes usar para la masturbación

Para ayudar en este momento, también es recomendable que se utilice algún lubricante. Ya sea a base de agua o el más conocido como KY, ayudan mucho en este momento. Además de las manos, las mujeres embarazadas pueden utilizar objetos y juguetes sexuales. Una pizca de gel lubricante adecuado que ayude a controlar el pH vaginal evitando infecciones, como FamiGel . Puedes cómprelo aquí en nuestra tienda online.

¿Pueden las mujeres embarazadas utilizar vibradores?

Los vibradores y geles estimulantes son el fetiche de muchas mujeres y parejas, pero rodéate de cuidados para utilizarlos con seguridad. Siempre que utilices juguetes de silicona lávalos muy bien y, si es posible, esterilízalos adecuadamente o utiliza preservativos.

Los falos de silicona se pueden hervir sin problemas (si no hay partes eléctricas para el uso de la batería) y son los más adecuados para una limpieza eficaz, ya que no contienen porosidad donde se acumula la suciedad. También está indicada su limpieza con jabones antibacterianos de nonoxinol-9. En caso de duda limpiarlo con jabón y agua tibia ya ayuda mucho a evitar cualquier riesgo con las bacterias. La masturbación durante el embarazo es muy saludable.

¿Quién puede practicar la masturbación durante el embarazo?

Para practicar la masturbación durante el embarazo, es necesario que la mujer no tenga restricciones, así como para practicar el sexo. Algunas mujeres se verían limitadas a la hora de tener placer sexual o el propio coito, por el riesgo que las contracciones uterinas provocadas por el orgasmo conllevan para el embarazo.

Si hay algún tipo de hemorragia o riesgo de parto prematuro, es mejor que la embarazada se proteja hasta después del embarazo. Lo ideal es que la mujer esté sana y con un embarazo sin riesgos para practicar la masturbación en el embarazo.

¿Está permitido el sexo oral durante el embarazo?

Sí, al igual que la masturbación, puede ser aún mejor debido a la mayor sensibilidad del cuerpo y la región íntima. Salir mucho en el embarazo para compensar los días de descanso que llegarán pronto. Debo recordarte que el sexo en el embarazo dará más vida a la relación y tu marido te encontrará más sexy que nunca. Olvídate de los kilos de más y disfruta del aumento de los pechos, la libido y juega en un sexo placentero como nunca has tenido ni tendrás en la vida por culpa de las hormonas amigas!

¿Qué pasa si no tengo ganas de masturbarme o de tener relaciones sexuales?

Tu pareja tendrá que entender que, aunque muchas mujeres se vuelven extremadamente sexuales durante el embarazo, otras pierden por completo las ganas de tener sexo y deben respetar esa baja libido. Normalmente, el deseo de placer sexual vuelve en cuanto nace el bebé y, tras el parto, puedes volver a tu vida activa con buena salud y, por supuesto, ¡con mucho placer!

Ver también: Sexo y embarazo: sin tabú y sin miedo

Foto: Xisco Bibiloni