Sabes que hay varios medicamentos que se utilizan para aumentar las posibilidades de concebir, ¿verdad? Y al igual que otros fármacos, la metformina se desarrolló para algunos fines específicos, como el tratamiento de la diabetes de tipo 2. Sin embargo, con el tiempo se descubrió el uso para otros problemas. La metformina para el embarazo se ha relacionado con la resistencia a la insulina que pueden desarrollar algunas mujeres aunque no haya diabetes. ¿Pero sabes cómo influye en la fertilidad? Lo veremos a continuación.

La metformina para quedarse embarazada se utiliza en pacientes con problemas de ovulación, más concretamente en mujeres con problemas de ovarios poliquísticos. Algunos estudios realizados hace unos años, encontraron que hay una probabilidad de una mujer que tiene ovarios poliquísticos desarrollar diabetes, debido a la resistencia a la insulina es muy alta. Por ello, la metformina se ha adoptado desde entonces como ayuda para combatir los ovarios poliquísticos. Pero, ¿cómo y por qué los ovarios poliquísticos dificultan el embarazo y cómo actúa la metformina?

Los ovarios poliquísticos son múltiples óvulos de hasta 6 mm atascados en los ovarios. Estos óvulos son pequeños estímulos iniciales que el cuerpo no fue capaz de procesar por sí mismo y transformar en folículos viables para el embarazo, por razones hormonales o incluso por una condición del ovario en ese momento. Entre las diversas opciones para el tratamiento de esta condición, está FamiSop, la vitamina indicada especialmente para las mujeres con ovarios poliquísticos. FamiSop contiene en su composición mio-inositol, una vitamina que combate eficazmente los ovarios poliquísticos, restaurando los ovarios y, por tanto, la fertilidad. Puede encontrar FamiSop aquí en nuestra tienda online.

Los que tienen ovarios poliquísticos no significa que tengan realmente el síndrome, sino que pueden presentarlo una sola vez en su vida. Las mujeres que tienen el síndrome (ovarios que parecen poliquísticos constantemente) son serias candidatas a tener una resistencia a la insulina producida naturalmente por el cuerpo. No es que sean diabéticos, pero pueden llegar a serlo en el futuro. Por lo tanto, ya pueden mostrar reflejos de esta posibilidad en sus ovarios. Los síntomas de los ovarios poliquísticos son:

  • Ausencia de menstruación durante largos periodos
  • Crecimiento del vello corporal (incluso en la cara)
  • Aumento de peso
  • Granos y acné
  • Falta de apetito sexual

¿Cómo utilizar la metformina para quedarse embarazada?

Como ya se ha dicho, la metformina para el embarazo sólo se utiliza para tratar a las mujeres con ovarios poliquísticos o que tienen un sobrepeso extremo y desean quedarse embarazadas. La metformina no es un inductor de la ovulación, sólo ayuda a limpiar los ovarios llenos de pequeños quistes "con costra" que pueden impedir la ovulación. El uso de la metformina, en estos casos, puede asociarse a otros medicamentos adecuados para tratar este tipo específico de problemas, como los anticonceptivos combinados a base de estrógenos que ayudan a realizar esta limpieza de los ovarios.

La eficacia de la metformina como único tratamiento para los ovarios poliquísticos depende únicamente de la respuesta del organismo al tratamiento y puede tardar aproximadamente un año en eliminar los quistes de los ovarios, pero es eficaz en la gran mayoría de los casos. A partir de unos 3 ciclos después de iniciar el tratamiento es posible ver resultados.

Para las mujeres obesas que desean quedarse embarazadas, se combina el uso de la metformina como combatiente del colesterol alto y regulador de los niveles hormonales y de los males que provoca el colesterol. Esto se debe a que el LDL (colesterol malo) puede dificultar el momento del embarazo, tanto por ser un veneno para el organismo, como por el aumento de peso por el consumo excesivo de grasas.

Por lo tanto, recuerde: la metformina para el embarazo ayuda, sin embargo, sólo en casos específicos y siempre con asesoramiento médico. No vaya por su cuenta a hacer uso de medicamentos que puedan perjudicar su salud. Además de ser arriesgada, la metformina conlleva varios efectos secundarios como mareos, náuseas, diarrea, aumento o pérdida de peso y otros. La indicación es, como mínimo, 500 mg al día y, si es necesario, aumentar gradualmente la dosis hasta alcanzar un valor ideal para el organismo. Por lo tanto, es necesario que un médico lo vigile de cerca.

Véase también: Ovarios poliquísticos: ¿se puede quedar embarazada con este síndrome?

Foto:Marc Perkins,SimonQ????