¿Has oído hablar del síndrome de ovario poliquístico? Se trata de una enfermedad que padecen muchas mujeres y que en algunos casos causa dolor, y que tiene como principal consecuencia la dificultad de las mujeres para quedarse embarazadas de forma natural. Para introducir este tema, es importante recordar que las mujeres tienen dos ovarios que se encuentran uno a cada lado del útero. Son responsables de la ovulación y de la descarga de hormonas en el ciclo menstrual y ovulatorio. En un ciclo normal, la mujer experimenta cambios hormonales durante el periodo de maduración del óvulo que hacen que el endometrio se engrose y el folículo libere el óvulo. Pero cuando se tiene el síndrome de ovario poliquístico (SOP) esto no sucede fácilmente.

El síndrome de ovario poliquístico puede interponerse en tu camino si estás intentando quedarte embarazada. 

Qué son los ovarios poliquísticos

El síndrome de ovario poliquístico no es más que microquistes localizados en uno o incluso en ambos ovarios, que provocan un mal funcionamiento de la función ovulatoria y también de la producción de hormonas, dando lugar a un exceso o a una falta de hormonas. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico pueden tener el grosor de las paredes ováricas mayor de lo habitual, lo que dificulta la rotura del folículo para liberar el óvulo, haciendo que queden retenidos en el ovario.

Varios estudios han descubierto que una vitamina, el Mio Inositol, ayuda a limpiar los ovarios debido a la resistencia a la insulina. La resistencia a la insulina es un problema que tienen la gran mayoría de las mujeres con ovarios poliquísticos y, para un tratamiento eficaz sin tener que ser hormonal, la empresa Famivita desarrolló FamiSop, que es una gran opción por el coste x beneficio del tratamiento. FamiSop contiene en su composición 2000mg de mio-inositol, lo que permitirá restablecer la función ovárica y, en consecuencia, la fertilidad. Puede obtener su vitamina FamiSop aquí en nuestra tienda online.

Síntomas de los ovarios poliquísticos

Los síntomas son los más variados. Según los médicos, quienes padecen el síndrome de ovario poliquístico (SOP) suelen tener granos en abundancia y también períodos menstruales muy largos. Una mujer con síndrome de ovario poliquístico puede menstruar sólo 4 veces al año, por ejemplo. Esto se debe a que las hormonas están alteradas debido al síndrome, y entonces resulta difícil predecir si se producirá la ovulación o cuándo. Otro síntoma inconveniente es el aumento y engrosamiento del cabello, así como el aumento de peso que puede derivar en obesidad.

Tratamientos del síndrome de ovarios poliquísticos

Para que una mujer con síndrome de ovario poliquístico se quede embarazada, el tratamiento consiste en la inducción de la ovulación mediante medicamentos específicos o fármacos que ayudan a eliminar los quistes de los ovarios. Para algunos casos, se prescribe el uso de Clomid y también de metformina que ayuda a eliminar los folículos y a normalizar las hormonas. El uso de vitaminas que contienen Mio-Inositol, como FamiSopes muy recomendable. También hay que adoptar una dieta más saludable y una rutina de ejercicios para ayudar al proceso.

Para evitar que el SOP tome proporciones graves y provoque infertilidad, es importante que la madre lleve a su hija en cuanto aparezca la primera menstruación para prevenir. La gran mayoría de las mujeres que se someten a un tratamiento para paliar esta enfermedad acaban quedándose embarazadas de forma natural o por medios más incisivos como la IA (inseminación artificial) o la FIV. El secreto es no rendirse nunca. Buena suerte.

Véase también: Metformina para los ovarios poliquísticos - Consulte a su médico

Foto: Ferticlin